La psoriasis no debería impedir el afeitado o la depilación pero sí se debe escoger el mejor método para el tipo de piel y para la parte del cuerpo que se trate. Por lo general es recomendable el afeitado (con cuchilla o maquinilla) para brazos y piernas, a fin de evitar los tirones de la extracción del cabello por otros métodos. La extracción permanente de cabello es ideal para los pliegues de la piel que son zonas muy delicadas.

 

RECOMENDACIONES PARA EL AFEITADO

  • Las lesiones consecuencia de la psoriasis son menos comunes en las zonas cutáneas expuestas a la luz, de modo que es mejor no dejarse barba.
  • Se debe evitar frotar las escamas y procurar usar una crema emoliente antes del afeitado para ablandar las escamas.
  • Se puede utilizar cuchilla o maquinilla, pero en ambos casos se debe evitar pasarla repetidamente sobre las lesiones.
  • Es importante utilizar productos sin alcohol para el afeitado, e hidratar la piel a continuación.
  • Algunas marcas tienen gama de productos para el afeitado especiales para pieles sensibles. Es conveniente consultar al farmacéutico para que, en función del tipo de piel, recomiende un producto determinado.

 

RECOMENDACIONES PARA LA DEPILACIÓN

  • Depilación femenina con cuchilla o maquinilla, lo menos agresivo para la piel
  • Se debe utilizar un método de depilación que no cause irritación.
  • Es mejor evitar la cera fría y caliente en las lesiones, ya que tirar del pelo puede provocar que aparezcan otras lesiones de psoriasis en piel sana que ha sufrido un traumatismo (conocido también como fenómeno de Koebner).
  • Se puede afeitar suavemente la piel con cuchilla o maquinilla.
  • No deberían usarse pinzas y depilación eléctrica, puesto que tiran del pelo y tampoco se deben frotar las escamas.
  • Tras la depilación, se debe aplicar un emoliente. Si la piel se irrita, se puede usar un corticosteroide.
  • La cera no está contraindicada en el caso de una mejoría en la patología, así que en ese caso se podría utilizar.
  • También pueden usarse cremas depilatorias. No obstante, si aparece una lesión en la zona más adelante, se debería consultar a un dermatólogo, ya que todo tipo de producto que se aplique a la piel constituye un riesgo de alergia, tanto si se tiene psoriasis como si no.
  • Aquellas personas que piensen que tienen demasiado vello en los pliegues (zonas especiales muy sensibles como axilas, ingle, etc.) pueden utilizar técnicas definitivas de extracción, como la electrólisis o los tratamientos láser. Sin embargo, dado que la electrólisis sólo es adecuada para zonas pequeñas de la piel, y que parece causar más traumatismos que el tratamiento láser, probablemente mejor escoger lo segundo.
  • En todo caso, es recomendable consultar al dermatólogo para que aconseje al paciente sobre la conveniencia de aplicar cualquier técnica definitiva de extracción del vello.

 

Fuente: www.psoriasissalud.es