Día Mundial de la Psoriasis y la Artritis Psoriásica. 29 de octubre de 2015.

Hoy es la conmemoración del Día Mundial de la Psoriasis y la Artritis Psoriásica. Son muchas las asociaciones y grupos que pretenden trasmitir a la sociedad el esfuerzo que pacientes y familiares realizan día a día para mejorar la calidad de vida de todas las personas que sufren psoriasis y artritis psoriásica. Nosotros queremos sumarnos por seguir construyendo todos juntos un futuro mejor para todos.

 

CADA VEZ CON MÁS CONCIENCIA DE ESTA ENFERMEDAD:

Unos 125 millones de personas en el mundo están afectados por una enfermedad cuyos tratamientos han mejorado la calidad de vida de los pacientes.

La psoriasis es una de esas enfermedades que en la última década ha sufrido una radical evolución. La evolución de los tratamientos y la aparición de nuevos fármacos han hecho que la calidad de vida de estos pacientes, unos 125 millones en todo el planeta, mejore de forma notable. Un número que puede ser mayor, ya que un elevado número de personas que están infradiagnosticadas. “No acuden al médico porque piensan que no hay nada que le pueda curar. Todavía hay que hacer una labor de comunicación en este sentido”, asevera el José Luis López Estébanez, dermatólogo del hospital universitario Fundación Alcorcón.

La psoriasis aparece sobre todo entre los 15 y los 30 años y afecta, en España, a cerca de 1,3 millones de personas. Aunque existen hasta siete tipos diferentes de la enfermedad, ocho de cada diez muestran placas psoriáticas sobre todo en codos, rodillas, zona lumbar y en la cabeza. Pero esta enfermedad no se puede acotar solo a la zona dermatológica, sino que puede afectar a más partes y órganos del cuerpo. “La artritis aparece en el 80% de los pacientes después de la psoriasis”, explica el doctor Estébanez, quien aboga por un tratamiento multidisciplinar para tratar esta enfermedad.

 

LUCHEMOS POR UN FUTURO MEJOR PARA EL QUE PADECE:

Se calcula que en España la psoriasis afecta al 2% de la población. La sociedad moderna está muy influenciada por la estética, tener psoriasis a menudo afecta a la autoestima de los pacientes en la mayoría de aspectos del día a día (trabajo, relaciones, ejercicio físico…).

La psoriasis no es sólo una enfermedad de piel. Puede afectar física y emocionalmente a la salud. Difundir información sobre la psoriasis es muy importante para conseguir que la gente conozca que la psoriasis no se contagia y no hay por qué tener miedo en acercarse a los pacientes. Esto beneficia a los que padecen, para que no se sientan solos en su lucha diaria y a los que los rodean, para conocer más sobre el día a día de los que padecen y saber cómo puede mejorar su apoyo.

Gracias a la concienciación por esta enfermedad, la psoriasis, la ciencia con la investigación, se esfuerza constantemente en buscar soluciones para cubrir esta gran demanda social.

Los enfermos tienen que ser muy optimistas ya que se está avanzado mucho en las nuevas terapias. Hay que reducir el número de pacientes con psoriasis que por desesperación dejan el tratamiento al año de empezarlo. Es importante que los pacientes luchen por tenerla controlada y sigan las recomendaciones de los profesionales sanitarios.