A pesar de que constantemente se habla de la importancia de evitar exponerse al sol, los especialistas aconsejan que quienes sufren de psoriasis se expongan a sus rayos directos, dentro de los horarios aconsejados.
Para quienes sufren de psoriasis, aconsejan “tomar sol, dentro de los horarios permitidos”, o sea “antes de las 10 y después de las 17″, indicó la dermatóloga Patricia Papailiou, secretaria científica de la Sociedad Argentina de Dermatología (SAD) y docente de la UNCuyo.
Al respecto, Bruno Ruggero, presidente de la Fundación Ayuda al Paciente Psoriásico (FAPP), agregó que “si a la exposición al sol se le suma el agua del mar, los resultados son aún mejores”.

 

No obstante, el titular de la FAPP se encargó de aclarar que los beneficios “se ven en el 90 por ciento de las personas”, y al porcentaje restante les puede hacer el efecto contrario. Por ello, consideró “importante que los psoriásicos tengan en cuenta que no ha todos les hace bien”.

En cuanto a la cantidad de personas que presentan esta enfermedad, no existe una cifra concreta.

¿Qué es?

Según explican en el sitio de la Asociación Civil para el Enfermo de Psoriasis (Aepso), esta es “una enfermedad inflamatoria, crónica, sistémica, no contagiosa”.

Los síntomas que la caracterizan son la aparición de lesiones rojas, cubiertas en algunos casos por escamas blancas, secas, que mayormente se localizan “en las zonas denominadas cumbres, como codos, rodillas, tronco y cuero cabelludo”, precisó la Dermatóloga.

Sin embargo, ocasionalmente pueden presentarse en otros sectores de la piel. Esto puede ocurrir según el tipo de psoriasis que presente el paciente. En muchos casos las lesiones generan picazón.

Esta patología es una alteración en el proceso normal de recambio de las células de la piel, que dura 28 días. En los pacientes con Psoriasis el mismo “está acelerado y lleva entre 3 y 4 días”.

Otro punto a tener en cuenta es que esta enfermedad es “multifactorial con base genética”, como bien se encargó de indicar Papailiou. Esto significa que no hay una causa concreta que la provoque y que existe una inclinación en el sujeto a sufrirla.

Para aclara mejor el concepto, el titular de FAPP agregó: “Decir que es genética significa que el paciente tiene una predisposición a desarrollar la patología, aunque puede no ocurrir. Por eso no es hereditaria”.

Así, quienes tienen parientes psoriásicos deben saber que existe la posibilidad de que ellos también presenten la enfermedad en algún momento, ya que puede aparecer en cualquier momento de la vida.

Desencadenantes

Aunque se desconoce cuál es origen concreto de la Psoriasis, existen factores que ayudan a que la enfermedad se desarrolle en los pacientes que están genéticamente predispuestos a sufrirla.

A esos se los denomina “agentes gatillo, porque disparan la aparición de la patología”, explicó la Secretaria Científica de la SAD. Entre ellos, se destacan el estrés y las infecciones bacteriales.

Asimismo, esta dolencia tiene otras enfermedades denominadas asociaciones, que aumentan los síntomas. Tales son: diabetes, hipertensión, dispilidemias y el síndrome metabólico.

Relacionados con el concepto de estrés están “los factores emocionales”, recordó Ruggero. Entre ellos, pueden citarse como ejemplos la muerte de un ser querido o perder un trabajo.

Además, el Presidente de FAPP recordó que se han registrado casos de “bebés que nacen con la enfermedad desarrollada”.